Tu Salud con Aloe

Las VARICES y el Aloe Vera

Las varices son una enfermedad localizada en las piernas como consecuencia de una mala circulación de la sangre en las venas.

Los síntomas principalmente son dolor y sensación de pesadez.

 

varices sin aloe veraCausas de las Varices

La causa principal de las enfermedades de las venas, como las varices, está en las impurezas de la sangre. Cuando éstas se incrementan de manera considerable como consecuencia de una mala alimentación, toma de medicamentos, alcohol o tabaco, las paredes de las venas se van deteriorando.  Poco a poco las venas se dilatan o agrandan y la sangre se estanca, debido también a un mal funcionamiento de las válvulas encargadas de que la sangre circule y no retroceda.

Existen otros factores que influyen en el desarrollo de las enfermedades cardíacas incluidas las varices.

 

1-Sobrepeso y obesidad: el tener un exceso de peso conlleva una mayor presión sobre las piernas, y un mayor esfuerzo para las válvulas para evitar que la sangre retroceda y se estanque.

2-Estreñimiento: El estreñimiento impide que se expulse la materia fecal, por lo que el colon ejerce una presión sobre las venas facilitando que la sangre retroceda y se acumule formando las varices. A su vez, toda la materia fecal que no se expulsa, genera que se reabsorban sustancias tóxicas que van deteriorando aún más las paredes de las venas y contaminando la sangre.

La fibra contenida en alimentos vegetales además de ayudarnos a combatir el estreñimiento, es muy beneficiosa para la buena circulación de la sangre, ya que tiene la facultad de absorber ciertas sustancias a nivel intestinal impidiendo su absorción, como el colesterol y las grasas.

 

3- Consumo de alimentos refinados: cuando ingerimos alimentos refinados estamos consumiendo un alimento deficiente en fibra pero también deficiente en nutrientes (vitaminas,  minerales, antioxidantes, aminoácidos, ácidos grasos esenciales, etc…). Aunque lo peor no es esa carencia, sino el daño que estos alimentos refinados consumidos con frecuencia nos pueden producir. Por ejemplo, el arroz es un cereal que aporta energía lentamente por ser un almidón que tarda en digerirse; pero cuando hablamos de un arroz blanco, refinado, al que se le ha quitado la cascarilla del cereal donde se encuentra la fibra, el arroz blanco actuará como un azúcar que se digiere en 1 hora o menos, lo que provoca que se produzca más insulina, y como la insulina es una factor de inflamación, ésta estará circulando en exceso a través de nuestras venas y arterias y las inflamará poco a poco.

 

4-Escasez de nutrientes: El hecho de tomar productos refinados causará una alimentación deficiente en una serie de nutrientes que son básicos para el buen estado de nuestras venas y arterias.  Concretamente, la vitamina C, E y el hierro, hacen que tanto la estructura de las paredes de las venas como el oxígeno que reciben sea el adecuado.

 

5-Consumo de productos lácteos homogeneizados. A la leche sometida a procesos de pasteurización u homogenización, se le reducen las moléculas de grasa pero eso hace muy sencillo su penetración hacia las arterias. Además durante el proceso de homogenización, se produce artificialmente una sustancia llamada Xantina Oxidasa (XO) la cual daña enormemente a las arterias provocando numerosas enfermedades cardíacas.

 

6-El uso de medicamentos, tabaco, alcohol, y metales pesados. Todos estos provocan el deterioro y endurecimiento de las venas y arterias, además de dificultar la oxigenación y la circulación de los nutrientes. Será imprescindible eliminar estos metales pesados si queremos disfrutar de una buena salud cardiovascular.

 

7-Sedentarismo. El hecho de no realizar ejercicio dificulta que el oxígeno llegue bien a nuestras venas y la circulación funcione correctamente. Por otro lado, el ejercicio ayuda a eliminar la materia que obstruye venas y arterias, como son el colesterol y los triglicéridos.

 

Cómo Evitar o Mejorar las Varices

 

Cuando conocemos las causas de un problema es más fácil poner remedio. Cuando las varices son graves la única solución será la cirugía, pero podemos aportar nuestro granito de arena para prevenirlas, o incluso para conseguir que mejoren o que no empeoren, dependiendo de la gravedad.

 

Por lo tanto, los pasos principales deben ir enfocados en primer lugar a buscar nuestro peso ideal y cuidar nuestra alimentación, tratando que sea sana y variada, incorporando frutas, verduras, y cereales integrales, que nos aporten la fibra necesaria para evitar el estreñimiento. Además, debemos controlar que el aporte de agua sea suficiente, ya que la fibra absorbe mucha agua, y podríamos empeorar el estreñimiento si no tomamos como mínimo unos 30ml de agua al día por kg de peso corporal.

 

El Aloe Vera y las Varices

 

El aloe vera tiene más de 250 principios activos, entre vitaminas, minerales, oligoelementos, proteínas o aminoácidos, polisacáridos, enzimas, etc. que actúan conjuntamente y aportan a nuestro organismo un complejo cocktail de salud que mejora nuestra calidad de vida.

 

varices y aloe vera

Por un lado, el aloe vera nos ayuda a estar bien nutridos por el gran número de vitaminas y minerales que lo componen, con lo que nuestras venas y arterias también se mantendrán en buen estado. Por otro lado, el aloe es un potente depurador de la sangre que nos ayuda a eliminar toxinas y radicales libres, limpiando el camino de las venas y arterias para que el oxígeno y los nutrientes lleguen eficazmente a su destino.

 

Entre las vitaminas que encontramos en el aloe vera que nos pueden ayudar con el problema de las varices, están las siguientes:

 

Vitamina B: protege la pared de las venas.

 

Vitamina C: La vitamina C ayuda a fortalecer venas y arterias evitando que se rompan o inflamen fácilmente. El motivo de esta influencia es que la vitamina C favorece la producción de colágeno y queratina, que son las 2 proteínas que forman las venas y arterias. Aconsejamos usar vitamina C con bioflavonoides, ya que la absorción de la vitamina será mejor, además de ayudar a proteger la permeabilidad capilar y los pequeños vasos sanguíneos. Además, los bioflavonoides son antihemorrágicos, antivaricosos y antiflebíticos, por lo que son muy recomendados en problemas de circulación sanguínea.

 

Vitamina E: mejora la circulación y oxigenación hacia las venas y las arterias. Nos ayuda a prevenir y disolver los coágulos sanguíneos además de influir en el alivio de los calambres en las piernas.

 

Colina: su déficit provoca un endurecimiento de las venas y arterias.

 

Otros Productos Beneficiosos para las Varices:

 

varices y aloe veraÁcidos grasosOmega 3 y omega 6. Son aceites esenciales que nuestro cuerpo no produce por lo que se hace imprescindible ingerirlos a través de alimentos o suplementos.

El omega 3 o aceite de pescado azul,  tiene un alto poder antiinflamatorio, y ayuda a mantener la flexibilidad de las venas y las arterias, a la vez que ayuda a luchar contra el colesterol, los trombos y la hipertensión.

 

El omega 6: está indicado en problemas cardiovasculares ya que reduce la hipertensión arterial y evita la formación de trombos o coágulos. Además se recomienda para cuidar la salud de los vasos sanguíneos.

 

El Selenio es un antioxidante natural que retrasa el endurecimiento de los tejidos, y su uso mantiene la elasticidad de las paredes de las venas y arterias.

 

El mirtilo arándanos  negros, es una planta medicinal que protege la pared de los vasos sanguíneos, además de tener propiedades antiinflamatorias y antiedematosas, por lo que se recomienda en los tratamientos de varices y hemorroides (afecciones venosas).

 

CoQ10: la coenzima Q10 es imprescindible tomarla diariamente a través de alimentos o suplementos ya que a partir los 25-30 años el cuerpo no la produce, y resulta esencial para la oxigenación de los tejidos.

 

Ginkgo Biloba: es una de las plantas más eficaces para las varices, ya que reduce la viscosidad plasmática, la agregación de las plaquetas y mejora la circulación sanguínea completa.  Además aumenta el riego sanguíneo periférico de los capilares y el central, referido a venas y arterias, por lo que se indica en tratamientos de trastornos en el riego sanguíneo cerebral, cardíaco y de las extremidades inferiores.

Además tiene un alto poder antioxidante que neutraliza los radicales libres responsables del envejecimiento.

 

Recuerde que una alimentación sana y variada, y el ejercicio diario, serán sus mejores aliados para disfrutar de buena salud y mejor calidad de vida.

 

Autor: Mª Esperanza Sánchez

e-mailinfo@tusaludconaloe.com

7 comentarios
  1. Esperanza, me ha gustado mucho. Muy claro y interesante.
    GRACIAS!

  2. Gracias Verónica,
    Me alegro de que te guste, espero que os sirva de gran ayuda. Saludos.

  3. Esperanza, ha valido la pena esperar, esta muy bien redactado.

  4. Muy bueno Esperanza, este es el camino de la formación, primero aprender para después poder enseñar… Felicidades.

  5. Gracias Elvira y Pedro, pronto más y mejor.

  6. Una explicación muy buena, te felicito por tu blog.

Responder